Truco: ¿Cómo conservar la lechuga?

Table of Contents

– La lechuga se conserva mejor si separamos las hojas, las lavamos, las escurrimos bien y las guardamos en la nevera dentro de un recipiente cerrado.

Para conservar frescas y crujientes a las lechugas mantecosas, una vez lavadas y escurridas, pero aún húmedas, colocarlas en una bolsa (polietileno) cerrada y conservar en un lugar fresco a temperatura ambiente o en la parte menos fría del refrigerador (generalmente la parte inferior del mismo; de esta manera las podremos mantener hasta un máximo de 2 semanas.

Nota: el cuello de la lechuga se pondrá oscuro, esto es normal, solo córtelo antes de poner en góndola o de consumir.