Huevos frescos

Table of Contents

La forma más eficaz de distinguir si los huevos son frescos es sumergirlos en un recipiente con agua salada. Si el huevo se hunde hasta el fondo es del día; si se mantiene a media altura es de hace dos o tres y, si flota, es que no está en condiciones de ser consumido.